Teléfono: 985 234 788 | Urgencias: 629 865 960
los perros pueden tomar golosinas

los perros pueden tomar golosinasHay muchas novedades en la alimentación de las mascotas que pueden crear confusión a los propietarios: dietas completamente en crudo, hacer vegetarianos a los gatos, etc.

En el blog de nuestra clínica veterinaria en Oviedo vamos a hablar de los hidratos de carbono en la alimentación de los perros, para resolver las dudas sobre las polémicas del uso de cereales en los piensos caninos.

Cuando hablamos de azúcares se nos viene a la mente las golosinas, tartas y en general todo lo que lleva el azúcar artificial, pero los hidratos de carbono son también azúcares.

Seguro que ahora te viene a la mente las pastas, los arroces… Pues bien, cuando pienses en la alimentación de tu perro piensa en hidratos de carbono más que en azúcares, aunque en realidad son lo mismo.

El uso tan extendido del azúcar refinado hace que pensemos en los azúcares como algo artificial y puede serlo, pero también son elementos necesarios en la dieta.

¿Mi perro puede tomar chuches para perros?

Los perros no deben tomar golosinas, tartas o alimentos similares de forma habitual. No va a pasarles nada porque algún día le den un lametazo a tu tarta de cumpleaños, pero siempre con mesura, con sentido común.

Se dice por norma que los “extras” nunca deben de superar el 5% de la ración diaria. Es decir, si tienes un perro adulto de 10 kg que debería de comer 180 g de pienso al día, solo podrías darle 9 g de chuches para perros. Es bien poco, ¿no? Pues esa cantidad es la máxima que podrías dar en todo el día.

chuches para perros cuantas se pueden tomar
Las chuches para perros no deben superar el 5% de la comida del día.

Entonces, ¿qué hay de verdad cuando se dice que los dulces dejan ciegos a los perros?

Ningún perro se va a quedar ciego porque le des un caramelo o una galleta, pero sí que es verdad que una de las enfermedades que tienen su origen en un exceso de azúcares, la diabetes, sí que puede producir cataratas y por tanto ceguera. Comienzan con una pequeña mancha que dificulta la visión y si la diabetes no se trata la catarata puede llegar a ser tan grande que no le permita al perro ver.
Así que ya sabes ¿golosinas?: no, pero no te asuste si un día te robó un pastel, no se va a quedar ciego por eso.

Pues zanjado el tema de las golosinas pasemos a hablar de los hidratos de carbono.

Tipos de hidratos de carbono en la alimentación de los perros

Los hidratos son de dos tipos fundamentalmente:

  • Estructurales, fibras o hidratos no digestibles. El perro no los digiere pero son interesantes para favorecer el tránsito intestinal y para aportar menos calorías.
  • Hidratos digestibles: glucosa, fructosa, lactosa, galactosa, almidón, etc.

Los hidratos de carbono proceden sobre todo de cereales como el arroz, cebada, maíz y avena; o de la leche y derivados; y también de frutas, hortalizas, legumbres y tubérculos.

Después de leer todo esto pasará por tu cabeza: pues yo no veo a los lobos en la naturaleza comiendo legumbres, arroz, o maíz.

Vamos a explicarlo retrasándonos en el tiempo.

Los predecesores de los perros

Los lobos, si los consideramos los antecesores de los primeros cánidos, comen algunas frutas y bayas; y comen el contenido del tubo digestivo de los herbívoros que cazan, que consta básicamente diferentes vegetales ya en proceso de digestión.

Así que en realidad comen vegetales y cereales, pero en pequeñas cantidades y semi-digeridos.

La domesticación

En la domesticación los perros se acercaron a los poblados y se acostumbraron a comer comida con más contenido en hidratos de carbono pues eran los desperdicios de los humanos.

Los humanos además descubrieron que cocinando los alimentos estos eran de más fácil digestión.

¿Se pierden vitaminas y otros componentes en las cocciones? Sí, pero se gana en digestibilidad, y gracias eso podemos comer patatas y arroz, que en crudo nos sentarían realmente mal.

Así que el hombre comenzó a comer algunos alimentos cocinados y sus perros también.

La actualidad

La realidad es que los perros están más cuidados y que la esperanza de vida es mucho mayor ahora que la que tenían sus antecesores, y en esto tiene mucho que ver su dieta que es más amplia, no escasea y está cocinada o semi-cocinada.

Si le añades que los hidratos de carbono son más económicos que las proteínas, todo son ventajas.

Los piensos tienen contenidos más altos en cereales que lo que comen los lobos en el monte, es verdad, pero tu perro ya no es un lobo, han pasado entre *18.000 y 35.000 años.

Estos cereales que se añaden pasan por procesos, en la elaboración del pienso, que hacen que sean digestibles. Así que no te imagines que el arroz o las legumbres que les añaden van crudos, no los asimilarían y además les sentarían mal.

Dicho esto, tampoco hay que pensar que cuantos más hidratos, mejor alimentados;  y saber que en el equilibrio está la salud.

Hay estudios suficientemente contrastados que nos dicen las cantidades y proporciones de los componentes de los piensos para perros, así que no te preocupes de que tu perro coma los cereales de un pienso de calidad.

*Según el CSIC, Consejo Superior de Investigación Científica: “los primeros perros fueron domesticados en Europa por cazadores recolectores hace entre 18.800 y 32.100 años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco − 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>