Teléfono: 985 234 788 | Urgencias: 629 865 960
enfermedad de orina en gatos

enfermedad de orina en gatosSi tienes gato debes de saber que uno de los mayores peligros, que puede incluso causar la muerte de tu felino, es el FUS. Este nombre viene de sus siglas en inglés: Síndrome Urológico Felino.

Ahora se tiende a llamar FLUD por cuestiones que van más allá de lo que nos interesa con esta publicación que es:

  • Ayudarte a reconocer si tu gato comienza tener síntomas.
  • Prevenir la enfermedad.

Síntomas del FUS

El gato va a su arenero más de lo habitual y; o hace muy poca orina o ninguna. Muchas veces los clientes que nos traen a su gato con FUS nos comentan que piensan que está estreñido porque va a la arena pero no defeca. Así que aquí ya tienes una alerta.

El gato orina fuera del arenero. El animal sufre dolor al orinar y asocia el dolor con ir al arenero, así que deja de ir a la arena y busca otras opciones.

El felino se vuelve agresivo. Nuestro amigo siente mucho dolor y eso lo vuelve más agresivo. En cuanto se solucione la enfermedad, volverá a ser el mismo.

El gato lame sus genitales más de lo normal. El animal tiene dolor en la zona e intenta aliviarse. Si va goteando orina se limpia continuamente, así que no verás gotitas por casa.

El gato maúlla más de lo habitual. Es por el dolor que tiene. A veces los clientes creen que es porque hay gatas en celo y se sienten extrañados porque el animal está castrado.

Para que entiendas los síntomas es necesario que conozcas un poco cómo se desarrolla el FUS

Puede haber otras causas más complicadas de explicar, pero en general, el FUS es una obstrucción de la uretra (la comunicación de la vejiga con el exterior) en los gatos machos. Esto es producido por tapones de cálculos o por tapones de un moco muy espeso (como plastilina)

Este tapón impide que el gato orine y su vejiga comienza a llenarse. Cuando se llena mucho comienza a doler y deteriorarse, de modo que empieza a aparecer sangre. El riñón no puede vaciarse de orina y deja de hacer su función filtradora de desechos y el animal muere.

El FUS es una enfermedad muy grave y es causa de urgencia.

Si ves alguno de sus síntomas acude rápidamente al veterinario para evitar llegar a la fase en la que el riñón falla y para evitar el tremendo dolor que produce. El animal deberá ser sondado y solo el veterinario sabrá hacerlo.

Animales predispuestos.

El FUS puede aparecer en casi cualquier gato pero lo más habitual es que sean gatos machos castrados que beben poca agua y son sedentarios u obesos. Si conoces esto y pones las medidas preventivas oportunas , tienes todo a tu favor.

Sabiendo que los animales castrados tienen mayor riesgo solo tienes que suministrar una dieta especial para animales esterilizados.

Los gatos en general son poco bebedores, así que facilítale que beba más agua. Seguro que has observado que le gusta beber de agua que corre, o que le gusta beber cuando le cambias el agua. Pues ya sabes.

tratamiento del FUS en gatos

El pienso seco apenas lleva humedad. Alterna latitas de comida húmeda con su pienso seco, así le facilitas que ingiera más agua

Si tienes un animal obeso, ponlo a dieta para que adquiera su peso ideal.

Facilítale juguetes y fomenta cualquier actividad  física.

Si tienes varios gatos, ten cuidado con las jerarquías, porque aunque no lo aprecies, tal vez alguno de los gatos se vea intimidado por otro y vaya al bebedero mucho menos de lo recomendado por ese miedo al superior. Pon varios cuencos de agua por toda la casa para que si el dominante está en la sala del cuenco del agua, el inferior en jerarquía pueda ir a otra habitación a beber sin “miedo”.

favorecer el ejercicio en fus en gato

Recuerda:

  • más agua
  • más ejercicio
  • peso adecuado
  • alimentación adecuada.

El FUS es una enfermedad muy complicada que he intentado simplificar al máximo porque lo más importante es que puedas ver sus síntomas lo más pronto posible y que si tienes gato puedas realizar algunas de las pautas preventivas.

Tu veterinario es el único que puede poner un tratamiento específico según el origen de la obstrucción, por eso no he hablado de tratamientos. Tu veterinario realizará un sondaje, analizará la orina y verá qué tipo de cálculos han dado origen a la patología concreta y según eso simplemente le pondrá una dieta para disolverlos, si es que se puede; o por el contrario, incluso recomendará cirugía.

Ya ves que los tratamiento son muy dispares de un caso a otro y no es de importancia que el propietario los conozca pues no podrá decidir cual es el mejor.

Si pones las medidas preventivas y estás atento a los primeros síntomas realizarás la parte de tu labor, deja el diagnóstico y el tratamiento para el veterinario.

Nos vemos en el próximo post.

Si te ha parecido útil, compártelo con tus amigos Gatuneros*

*Gatunero: dícese de aquel indivuduo/a que adora a los gatos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco − 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>