Teléfono: 985 234 788 | Urgencias: 629 865 960
don tobías y nano

don tobías y nanoHistorias de Tobías y Nano: lo que un padre-perro le cuenta a su hijo sobre la vida

Hoy, hijo, empezaré a explicarte cómo funciona la mente humana. Estos consejos han pasado de generación en generación a lo largo de nuestro pedigree. Tu abuelo me los pasó a mí,¡ y bien que me ha ido!, así que yo te los pasaré a ti. Si los sigues conseguirás que te dejen hacer toooodo lo que tú quieras, sin tener que trabajar, porque tus dueños estarán encantados contigo. Fíjate en el hijo del Pastor Alemán vecino que no los siguió y ahora no para de trabajar con los policías, o en el sabueso de los García, todo el día caza que te caza para poder comer. Sí, sí, ganarán muchos premios…pero… ¡y lo que trabajan….!

Hay humanos que nos tienen sumo pánico, hasta el infinito y más allá  como dicen los dibujos animados. Es a ellos a los que hay que acercarse para ir quitándoles ese trauma. Cuánto más de golpe te acerques a estas personas, más pronto curarán.

Algunos humanos aprenden idiomas y nos dan las órdenes en idiomas extraños al nuestro: fus, sit, plas, etc. Es fundamental que no les hagas caso para que así, repitan y repitan y mejoren el idioma.

Hay humanos, vestidos generalmente de verde, que te suben a una mesa como de hospital. Es fundamental hacerles la pelota si quieres tener descendencia.

La mejor hora para ponerse enfermo son las cinco de la mañana. Eso les encanta a tus dueños y al veterinario de guardia, con el que charlarán afablemente de economía. Es fundamental que inviertan bien su dinero.

Si la hora habitual, de lunes a sábado, a la que se levantan tus dueños es a las 6 de la mañana, nunca te olvides de despertarlos a esa misma hora el domingo, porque ellos siempre se olvidan de poner el despertador ese día. Es fundamental que nunca lleguen tarde a su trabajo.

A los humanos les encanta tenernos cerca, por eso, cuando duerman, acércate mucho mucho a ellos y si es a la cabeza, mejor. Es fundamental potenciar que duerman bien.

A los humanos les encanta leer la prensa en el suelo así que cuando desperdiguen periódicos por toda la habitación, nunca se te ocurra orinar en ellos, aunque insistan en colocarte encima. Los pobres piensan que sabemos leer. Es fundamental fomentar su cultura. Además, la alfombra es el lugar indicado para nuestras aguas menores.

A los humanos les encanta correr. Así que cuanto menos tiempo tardes en orinar cuando te despiertes, más correrán para sacarte a la calle, algunos hasta ni se quitan el pijama. Les encanta, lo notarás por las bromas que los vecinos hacen cuando los ven de esa guisa y como ellos sonrien en respuesta. Es fundamental tenerlos contentos.

A nuestros dueños les encanta que seamos cariñosos con la gente, así que en cuanto te cruces con alguien, acuérdate de subirte por él y bañarlo en babas. Observarás  que cuanto más lluvioso sea el día y más elegantemente vayan vestidos, más frases intercambian con nuestros dueños. Es fundamental velar por su vida social.

El mejor sitio para tumbarse es el medio del pasillo, o detrás de tus dueños, así siempre tropezarán contigo y sabrán que estás bien. Es fundamental tenerlos informados.

Cuando te lleven al veterinario, lucha con todas tus fuerzas para no entrar y sobre todo para que no te suban a la mesa. Una vez ahí ya tienen que pagar. Si no lo logras, no importa, siempre puedes orinar después, mientras pagan. Es una cosa que les agrada a tus dueños después de pagar la factura. Es fundamental desviar la atención  de impresiones fuertes.

A los humanos les encanta nuestro pelo, por eso cuando estén comiendo sacúdete delante de ellos, verás como les encanta recogerlos uno a uno de los platos y guardarlos como un preciado tesoro en un recipiente que le llaman cubo de la basura

A los humanos les encanta presumir de lo malcriados que nos tienen. Por eso cuando te llamen, nunca vayas a la primera. La 5º llamada es la buena: todavía no están de color rojo, pero ya se les nota de mejor temperatura. Es fundamental velar por su salud.

Si no acudes a la quinta llamada es mejor que simules que te has perdido. Cuando has pasado horas perdido y apareces, todos te tratan con cariño y tienen la irremediable necesidad de hablar por teléfono con sus familiares. Es fundamental potenciar la vida familiar.

Creo hijo, que por hoy es suficiente. Con esto, de momento, tendrás para tenerlos contentos una temporada. Sabrás que lo haces bien, si logras que te lleven a un colegio de pago en el que hay humanos que les llaman adiestradores, pero que en realidad son unos humanos raros, a los que no les gusta nada lo que te estuve explicando. Tú hazles caso mientras estés allí, pero cuando vuelvas a casa sigue con lo que hacías antes, que es lo que realmente les gusta a tus dueños.

Espero que después de leer esto, tengáis más paciencia cuando nuestro amigo no resulte tan perfecto como esos perros de las películas. La paciencia y la observación son los pilares de la etología.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 × = seis

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>