Teléfono: 985 234 788 | Urgencias: 629 865 960
obesidad en el gato con diabetes

obesidad en el gato con diabetesPodemos definir la diabetes del gato de tipo II como una enfermedad metabólica en la que hay un aumento del azúcar (glucosa) en sangre por encima de lo normal.

La incidencia de esta enfermedad ha aumentado en los últimos años debido al aumento de los gatos con sobrepeso. Con la enfermedad avanzada el gato puede llegar a perder mucho peso, pero en un principio suele originarse en una animal obeso.

El gato tiene problemas en la producción de insulina, una hormona producida en el páncreas que se encarga de favorecer el paso del azúcar en sangre hasta las células del organismo, donde es aprovechado para diferentes funciones.

Síntomas de la diabetes

Como la glucosa de la sangre no entra a las células, su nivel sube. Este nivel es el que se mide cuando se hacen los análisis de sangre. Otra consecuencia de no entrar a las células es que estas tienen que buscar energía de otros orígenes y lo hacen de las grasa y las proteínas, por lo que el gato adelgaza aunque coma bien.

Cuando los niveles de glucosa en sangre son muy altos, el riñón reacciona intentando bajarlos y deja que se elimine glucosa por la orina (cosa que en condiciones normales no permite). Pero esto no es gratis, ya que la glucosa debe ser eliminada con agua y el gato produce mucha más orina al perder agua y además se deshidrata.

Como el organismo es muy sabio también reacciona a la deshidratación y el gato tiene mucha sed y bebe más.

Por estos 3 síntomas principales, a la diabetes se le llama la enfermedad de las 3 pes:

  • Polodipsia: beber mucho
  • Poliuria: orinar mucho
  • Pérdida de peso

Otros síntomas son deshidratación leve, mal pelo, pérdida de masa muscular, debilidad, caminar de forma anómala o incluso plantígrada (apoyan las extremidades posteriores como los conejos).

Diagnóstico de la diabetes en gatos

Análisis de orina

Se miden los niveles de glucosa en orina (glucosuria)

Análisis de sangre

Se miden los niveles de glucosa en sangre (glucemia) pero también de otras sustancias, ya que a veces los aumentos de glucosa en sangre pueden ser producidos por el estrés que sufre el gato en la clínica al sacarlo de su territorio habitual.

Por eso también se puede recomendar al propietario que mida la glucosa, tanto en orina como en sangre, en su casa.

Medir los niveles de glucosa
Se trata de un pinchacito en los pequeños capilares que hay hacia los bordes de las orejas para que salga una gota de sangre y poder recogerla con el glucómetro (el aparato medidor) y evaluar la glucosa

Los capilares se ven muy bien. Hay un kit en las farmacias para poder hacerlo todo, incluso el pinchacito. Lo dificil es que el gato se esté quieto, porque ya sabes que en cuanto se les tocan las orejas, se sacuden. Todavía se complica más cuando tienes que esperar a que salga la gotita de sangre y tampoco se sacuda. Por eso lo mejor es intentar que el gato esté entretenido con algo: caricias, comida muy rica…Las primeras veces te desesperarás, pero poco a poco verás que lo vas haciendo mejor y al final se convierte en una rutina.

Tratamiento de la diabetes tipo II

Insulina subcutánea.

La dosis debe establecerla tu veterinario. Aquí te contaremos algunos trucos para que puedas hacerlo mejor.
Es de las inyecciones más sencillas y menos dolorosas, de modo que si entretienes bien a tu gato no resulta difícil. A los gatos que les gusta que les acaricien el cuello (casi todos) es cuestión de hacer un masaje cada vez más fuerte y coger un pliegue de la piel en la zona que las madres cogen a sus cachorros. Se coge ese pliegue con una mano como si casi lo inmovilizásemos y con la otra mano realizas la inyección.

Ejercicio adecuado

Es fundamental bajar de peso a los animales obesos. En estos animales la obesidad crea resistencia a la acción de la insulina y cuando el animal adelgaza y está en su peso ideal, la resistencia a la insulina desaparece y la diabetes también.

Puedes favorecer el ejercicio dividiendo la comida en porciones y repartiéndola por toda la casa. Así el gato tendrá que moverse para buscarla. Cambia cada vez de sitio la comida, para que así siempre busque por más sitios por si encuentra más.

diabetes en el gato y obesidad
El gato con diabetes bebe demasiada agua

Dietas especiales para gatos con diabetes

Son alimentos especialmente preparados para esta enfermedad. Suelen ser bajos en azúcares y altos en proteína. También son bajos en calorías para conseguir que el animal adelgace.

En gatos delgados hay que esperar a recuperar el peso para comenzar con estas dietas.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos gato-adictos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 × = cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>