Teléfono: 985 234 788 | Urgencias: 629 865 960

clinica veterinaria Oviedo hurón En el blog de nuestra clínica veterinaria de Oviedo hablaremos de los factores que influyen en el olor de los hurones y sobre cómo disminuirlo lo máximo posible.

El hurón comenzó a domesticarse para su uso como cazador, pero tras pasar el tiempo, y sobre todo debido a su simpatía, se ha convertido en una mascota al mismo nivel que perros y gatos.

Como decíamos, es un animal muy simpático, pero hay una delgada línea que separa lo simpático de lo travieso, y si vas a tener un hurón, tendrás que aprender a vivir con ello y tomar precauciones con todo tipo de cables y escondrijos. Otro inconveniente es su olor a almizcle que en determinadas ocasiones puede ser muy desagradable e intenso.

Si puedes controlar su olor y sus travesuras, tendrás una amascota ideal.

El olor de los hurones

El mal olor de los hurones se debe a diferentes causas, por eso, si queremos disminuir su olor debemos plantearnos diferentes acciones.

1. Glándulas y sacos perianales

Igual que el gato y el perro, los hurones también tienen estas glandulitas.

Están rodeando el ano y constan de una especie de saquito que se va rellenando y posteriormente vaciando en la proximidad del ano gracias a un orificio.

Estos saquitos se van vaciando en cada defecación, pero pueden retener bastante “sustancia olorosa” y ser vaciados de golpe cuando el hurón se asusta, se excita o se siente amenazado.

En este caso el olor parece aumentar de golpe debido a la gran cantidad eliminada. Si no hay estos sustos, la glándula se va vaciando poco a poco y dejando su olor, en heces, alrededor del ano, o en las superficies donde el hurón permanezca, pero no más que lo que ocurre en los perros o gatos.

La operación de desodorización o saculectomía, que así se llama a eliminar las glándulas o sacos perianales, no resolverá el problema del olor a diario, porque este vaciado repentino se produce en contadas ocasiones. El olor diario se debe a las siguientes protagonistas.

huron clinica vaterinaria oviedo

2. Glándulas sebáceas de la piel

Estas glándulas secretan sebo, una sustancia oleosa que impermeabiliza los pelos y hace que el agua de la lluvia resbale y no acabe encharcando al animal cuando está en la naturaleza.

Estas glándulas son dependientes de hormonas sexuales como la testosterona y los estrógenos, por eso en lo machos, y más en la época de celo, el olor aumenta muchísimo.

La solución a este parte del olor es la castración, ya que reduce muchísimo las hormonas sexuales y por tanto reduce el olor.

La castración en los machos además reduce la agresividad y el marcaje por orina, y en las hembras evita los problemas de salud que tienen por celos prolongados.

La hurona es una hembra de ovulación inducida por la cópula, y si esta no existe, los celos se prolongan indefinidamente, a no ser que haya una ovulación espontánea. Los altos niveles de estrógenos producen alteraciones en la médula ósea que deja de producir glóbulos rojos y la hurona muere de anemia.

3. Limpieza e higiene de jaulas y materiales

El olor es muy “pegadizo” por eso hay que limpiar las jaulas con mucho esmero y de modo muy frecuente. También se deben de limpiar los juguetes, cunas, comederos, bebederos y accesorios.

Los hurones se acostumbran a ir a la bandeja de arena para orinar y defecar igual que los gatos. Coloca una en su jaula, lo más alejada posible de donde come y de donde duerme. Son muy limpios, así que querrán tener las heces y orina alejadas de comederos y cuna. Limpia la arena 2 veces al día.

4. Higiene del hurón

Hay que cepillarlo con frecuencia. También puedes bañarlo, pero no mucho: una vez al mes o menos. La piel del hurón tiene que revestirse del sebo de las glándulas sebáceas para estar saludable. Cada vez que lo bañamos con jabón retiramos esa película de sebo y la piel tiende a reponerlo, con lo que se vuelve a secretar. Por eso los lavados con jabón deben de hacerse si el animal está sucio, no por el olor, porque al día siguiente volverá a tenerlo.

5. Limpieza de oídos

Hay que revisarlos con frecuencia porque pueden infectarse y eso puede ser el origen del olor. Además es obvio que hay que revisarlos por salud.

6. Revisión anual de la boca

Lo mismo que ocurre con los oídos puede suceder con los dientes y encías. Cualquier patología en ellos originará mal olor.

7. Productos de limpieza

Existen en el mercado champús especiales para aplicar hurones y también colonias y productos de limpieza del material con olores agradables. Todo ayuda. Deberás descubrir cual, además de agradarte a ti, no le desagrada a tu hurón.

Esperamos que te haya gustado esta publicación sobre cómo eliminar (más bien disminuir) el mal olor de los hurones.

Si tienes alguna pregunta, puedes usar la sección de comentarios y te responderemos lo más pronto que podamos.

Recuerda que puedes llamarnos a la clínica veterinaria de Oviedo en el teléfono 985 234 788

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 + dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>